Historia del proceso

Techio Comunitario es un programa de formación dirigido a personas que colaboran en medios de comunicación y proyectos de telecomunicaciones rurales e indígenas, a través de la generación de redes de compartición de saberes y experiencias que van tejiendo los caminos hacia la autonomía tecnológica de las comunidades en donde se desarrollan este tipo de proyectos.

El programa surgió después de una serie de reflexiones para el fortalecimiento de los procesos de formación en comunicación indígena de México. A través de la metodología de la Investigación-Acción Participativa (IAP), se fueron definiendo las características, temáticas y formas de compartir conocimientos que atendieran las necesidades, sueños y objetivos relacionados con la comunicación en las comunidades indígenas del país. 

En este sentido, se pensó colectivamente que era clave poder desarrollar un esquema para la consolidación de un grupo de promotoras y promotores técnicos que diera soluciones a fallas comunes en los equipos, fuera capaz de analizar críticamente a las tecnologías para elegir las más adecuadas en cada contexto particular, pudiera generar estrategias de sostenibilidad en los proyectos y contara con las herramientas necesarias para la instalación, mantenimiento, operación y administración de redes y medios de comunicación en sus territorios.

La pedagogía empleada tiene sus bases en las formas de compartir conocimientos y saberes de los Pueblos, la educación popular y las sociedades de conocimiento libre. La combinación de los aprendizajes teóricos con la práctica directa en contextos reales son fundamentales en el proceso. Ello se logra a partir de cuatro ejes pedagógicos: la experiencia previa en los temas a abordar, el redescubrimiento de las capacidades para apropiarse de las tecnologías, la contextualización de los saberes y conocimientos, y la creación de espacios de encuentro y relaciones entre las y los participantes.

A nivel organizativo, la figura clave del programa es el Comité Asesor conformado por las organizaciones vinculadas con este proceso. El Comité es el encargado de definir los aspectos generales del programa, seleccionar participantes y talleristas, vigilar que el rumbo de las acciones se encamine a los objetivos propuestos y, además, cada una de ellas es responsable de aspectos logísticos y/o académicos de los módulos por desarrollar. 

Los temas abordados incluyen aspectos técnicos, como la electricidad y electrónica básicas, el uso de software libre, las características del espectro radioeléctrico o el funcionamiento de las redes de Internet; pero también se incluyen elementos sociales, económicos y políticos, como el análisis crítico de las tecnologías, los mecanismos de selección de tecnologías pertinentes al contexto, el marco legal de las telecomunicaciones o la sostenibilidad de proyectos de comunicación comunitarios.

Hasta el momento se han llevado a cabo dos ediciones presenciales en México de las que han egresado más de 50 personas de siete estados del país. La primera generación (2016-2017) fue coordinada por Redes por la Diversidad, Equidad y Sustentabilidad A.C. (REDES A.C.) y Pablara Radio, constó de cinco módulos de tronco común y tres especialidades. La segunda (2018-2019) estuvo a cargo de la Red de Comunicadores Boca de Polen y se integró por seis módulos en los que se conjuntaron todas las temáticas a abordar. 

En 2019, como parte de las estrategias de seguimiento a los y las participantes del programa, se llevó a cabo el Semillero de Redes Comunitarias del Abya Yala en Cherán K’eri, Michoacán. Este curso presencial de una semana se dividió en dos: Introducción a las redes comunitarias y Diseño participativo de Intranets Comunitarias. Participaron del proceso egresadas y egresados de Techio Comunitario y miembros de la comunidad, y estuvo coordinado por REDES A.C. y Altermundi.

Asimismo, este proceso ha sentado las bases para otras acciones a nivel internacional como el Programa de Formación de Promotoras y Promotores Técnicos en Comunidades Indígenas en Telecomunicaciones y Radiodifusión dirigido a participantes de América Latina y cuyas dos ediciones semipresenciales se han desarrollado gracias a la vinculación directa con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Por otro lado, a partir de 2020, la metodología en el diseño de esta experiencia sirve de base para el paquete de trabajo de formación y mentoría en el proyecto Supporting Community-led Approaches to Addressing the Digital Divide implementado en Kenia, Nigeria, Sudáfrica, Brasil e Indonesia, bajo la coordinación de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) y Rhizomatica.

Scroll hacia arriba